sábado, 23 de noviembre de 2013

Extrañandolo...

Lo extraño... No saben cuanto... Llevo tiempo sin saber de él. Muero pensando donde estará, que hará, que pensará. Si recordará a esa chica que lo quiso con locura.
Quizá no piense más en mi. Quizá una nueva persona robe sus pensamientos. Quizá debería yo de olvidarlo.
Pero es que me duele. Me duele cada vez que pienso en él. Nunca creí en eso del dolor que se siente en el pecho cuando tu corazón esta roto. Pensé que eran metáforas o cosas irreales. 
Pero no es mentira.
Sé que el dolor algún día parará... Pero mientras siga aquí, mi alma llorará sin parar. 
No me he permitido pensar mucho en lo que pasó. Lo que no sale de mi mente, son todos aquellos momentos que vivimos juntos, las sonrisas, los enojos, las peleas, las bromas... Cuando quizá en ese momento, yo no creía, era una felicidad completa. Y ahora que vuelvo a atras, anhelo eso. Porque sí era felicidad, yo era realmente feliz. Nunca lo vi de esta manera. Y viene a mi el dicho "Nunca sabes lo que tienes, hasta que lo pierdes". Quiza nunca valoré nuestro amor. Quiza yo debí haber dado mas de mi para hacerte feliz. 
Pero ahora es tarde. Mi esperanza se desvanece mientras el tiempo pasa.
Me he prohibido llorar, porque sé que si comienzo... Nada me podrá parar.